Consejos para no olvidar nada en la canastilla de tu bebé

¿Qué es esto de la “canastilla del bebé”? Pues no es más que la ropa y materiales que tu bebé necesitará en los primeros meses de su vida. En el mercado existe infinidad de elementos para bebés, y cada uno viene en diferentes formas, tamaños y marcas. Esto muchas veces nos puede llegar a abrumar y dificulta saber qué artículo es el más apropiado.

Con la lista que verás a continuación, voy a intentar aconsejarte y darte ideas sobre lo que puedes necesitar. De todas formas, esta es sólo mi idea, que viene por mi experiencia, pero te invito a que leas otros blog, otros artículos, preguntes a otras mamás sobre qué elementos son indispensables y qué marcas son mejores que otras… etc. Si además tienes la suerte de poder “heredar” ropita o elementos variados de algún hermano mayor o amigo que haya tenido otro bebé hace poco tiempo… ¡ese dinero que te ahorrarás! y te aseguro que lo agradecerás😉. Yo he leído infinidad de artículos y buscado mucha información sobre este mundillo en internet y hay cosas muy interesantes por ahí… os recomiendo que echéis un vistazo al post canastilla bebé, la verdad es que me gustó mucho cómo Marta explica su canastilla. Además en su sitio puedes encontrar algún que otro artículo de calidad sobre temas variados como la lactancia, el embarazo… etc.

Mi consejo personal es que no te abrumes por todas las cosas que puedes ver por ahí… te en cuenta que lo que más necesita tu bebé es a tí, y tú le proporcionarás comida y un techo calentito en el que poder dormir, así que… ya le das prácticamente el 99% de cosas que necesita!

Esto puede acercarse a lo que necesitará tu bebé en el hospital:

Camisetas
Camisón, o conjunto de suéter
Un par de calcetines o patucos
Manta, gorro, y una manta algo más pesada si el clima es frío
Pañales y toallitas (algunos hospitales proporcionan un suministro inicial de estos)
Asiento infantil para el coche.

Cosas que vas a necesitar para transportar tu bebé

canastilla del bebeAsiento de seguridad infantil – Un asiento de seguridad adecuado es la mejor manera de proteger a tu bebé en la carretera, además de ser la única manera legal de transportar al bebé en un coche. Yo aconsejo comprar un nuevo asiento … Al menos yo quedé más tranquila sabiendo que el asiento estaba nuevo y en buenas condiciones. Ten cuidado al usar un asiento infantil fuera del coche. No coloques un asiento de coche con un bebé encima de las mesas u otras superficies elevadas. El uso inadecuado de los asientos de seguridad fuera del coche pone a los bebés en riesgo de lesiones de gravedad.

Carrito.
Mochila o tela porta bebé – últimamente están muy de moda. Los bebés se encuentran muy a gusto y para los papás resulta muy cómodo llevar a sus bebés en ellos.
Bolsa para pañales – ya que esto es algo que se va a llevar alrededor de unos tres años, elige una que sea cómoda y duradera.

Artículos para la habitación del bebé

Cuna y cuna ropa de cama. Si puedes heredar la cuna, antes asegúrate que es segura y que cumple los estándares actuales de seguridad. Yo recomiendo no utilizar posicionadores infantiles del sueño, que son peligrosos y en realidad no se necesita.
Cuna portátil
Mesa para cambiar pañales
Vestidor
Mecedora
Algo para almacenar la ropa sucia
Luz de la noche / iluminación suave

Por supuesto, pañales.
Mantas
Ropa
Extractor de leche (si vas a dar el pecho)
Biberones – asegúrate de obtener el tamaño correcto.

Termómetro de oído, mejor si es digital
Tina de baño
Paños y toallitas para bebé
Crema hidratante y / o vaselina
Toallas con capucha
Baberos y almohadillas de vuelta a prueba de agua
Jeringa – para aspirar fosas nasales del bebé si es necesario. El médico de tu bebé te dirá cuándo y cómo hacerlo.
Cortaúñas para bebés / tijeras de manicura conjunto

Seguro que aun encontráis más útiles que se me olvida comentar por aquí… por lo que como os comentaba anteriormente, os invito a que antes de poneros a organizar vuestra canastilla, echéis un vistazo por la red, donde encontraréis ideas muy interesantes.

Consejos para no olvidar nada en la canastilla de tu bebé

Consejos para los nuevos papás

La falta de sueño combinado con las constantes demandas de cuidar a un bebé puede poner a prueba tus límites. Los desafíos de tener un nuevo bebé puede pasar factura, pero mientras estás centrado en tu infinita alegría (tu pequeño), no te olvides de cuidar de ti mismo.

1. Cuida tu Salud

“La salud de una familia depende de la salud de la madre” dicen por ahí. Recomiendan el seguimiento de las condiciones identificadas durante el embarazo, como la diabetes o la presión arterial alta, y sobre todo centrarse en tener una buena nutrición.

Algunos relatos de mamás primerizas son “Sabes que necesitas comer porque necesitas fuerzas para seguir adelante, pero hay veces que estas tan cansada que no se tiene apetito en absoluto”. Alguna otra frase de mamás son: “En ocasiones piensas, ‘¿Debo ir a dormir o debo comer?’ Ya no piensas en ducharte o vestirte… eso es totalmente secundario”.

2. Dormir, descansar

La privación crónica de sueño no sólo conduce al agotamiento, sino que también puede interferir en tu memoria, tu humor, concentración y capacidad para hacer frente a tus nuevas responsabilidades. También puede ponerte de muy mal humor durante el día y hacer que pagues con los que más quieres tu malestar.
Si bien cierto grado de privación de sueño suele ser un hecho en la vida de los nuevos papás, hay estrategias para maximizar el efecto del escaso sueño que se puede tener a lo largo del día. “Uno de los errores más comunes que las parejas jóvenes hacen es que ambos se levantan con el bebé” . Se cree que los padres deberían dividir la noche en turnos. “Deberían tomar turnos. Uno debe levantarse y el otro debe dormir. El que está despierto debe llevar al bebé a una parte totalmente diferente de la casa si es necesario, para que su pareja pueda descansar.”

3. Tomate tiempo para ti mismo

consejos para la paternidadEl tiempo de calidad cuando estás lejos de tu hijo es tan importante como el tiempo de calidad cuando estás con él. De hecho muchas veces este segundo tiempo es dependiente de que haya podido disfrutar del tiempo que te dedicas a si mismo. Y qué es eso de “tiempo de calidad”??  Pues cosas como hacer ejercicio, caminar, leer un libro, sentarte a charlas con un amigo cercano … Puede ser casi cualquier cosa con la que te relajes y te evada.

Tus necesidades no desaparecen cuando tienes un bebé. “Todo ser humano tiene tres necesidades fundamentales – la soledad, el calor de la compañía humana, y la necesidad de sentirse productivos. Es importante pasar al menos un par de horas a la semana en algo más que cambiar pañales”.

4. Aceptar Ayuda

Te puedes llegar a  sentir abrumada por las tareas diarias. Se dice incluso que esto puede aumentar el riesgo de depresión posparto. Para un ajuste menos estresante a la vida con un bebé, la familia tiene que estar dispuesta a ayudar.
5. Mantener tu vida social

Hacer planes con otros adultos, en particular otros nuevos padres que entienden lo que está pasando, puede evitar los sentimientos de aislamiento y dará un sistema de apoyo emocional.

Resulta útil para pasar tiempo con otras madres primerizas, las cuales puedes conocer, por ejemplo, a través de una clase de yoga prenatal. “Nos reunimos al menos semanalmente dando las clases y así además permanecemos ocupadas”. Y no beneficia sólo el recibir apoyo, sino que también hace sentirse muy bien el hecho de poder proporcionarlo también. “Me ayuda a sentirme necesaria, sabiendo que estas mujeres que son nuevas amigas vienen a mí en busca de ayuda.”

Consejos para los nuevos papás